martes, 3 de agosto de 2010


Recuerdo mi pelo
como una boja en Agosto
mientras abajo el Chachiro
inútilmente esperaba mi visita..
(En aquel tiempo
huía de las tijeras
como un murciélago
de los rayos del sol).

Mis preferencias unidas
al anagrama de los sentidos,
Barcelona por aquí
Serón más allá,
entre las matas de panizo
de Pepe el Malojo
por aquellos días
dobladas de panochas,
en los contornos siderales
de la Huerta.

Otras veces
el tranco y los peldaños
del Castillo
recogieron mis huesos,
bajo la luz tenebrosa de la Luna
y la mirada espectante de Toribio.

Seguidores