martes, 26 de julio de 2011

DOÑA MARÍA SOLA JIMENEZ. ROMANCILLO DE OTOÑO

(certificado de estudios primarios de mi primo Paco, firmado por don Miguel Zubeldia)

Maestro de galón de oro
rompe las duras amarras
quietas de todas las áreas.
Mueve tu boca y tus labios
llenos de amor y de entrega
mira con ojos de loco
el gran valor de las almas
que temen porque no das
el calor a tus palabras.
¿No ves, ciego, mensajero
que no está quedando grana
la juventud en tus aulas
y marchita en las ventanas?
Por no rezar esos niños
en las risueñas mañanas
se están quemando las yemas
retorcidas de esas plantas.
¡más tarde recogerás
la cosecha de tu holganza!
vendrán lejanos otoños
con viento partido en racha
que te arrancará los pelos
y te irá comiendo el alma.
Y serás hoja de otoño
que se queme entre las llamas
llamas que aticen tus niños
con sus bastones de cañas.

Seguidores