miércoles, 5 de agosto de 2009

REFLEXIONES SOBRE LA MUERTE


A veces me pregunto cuando alguien muere
si en ese instante por vivir suspira
si a un soplo del viento su corazón se adhiere
aún sabiendo que es la vida una mentira.

No se si el pensamiento difiere
en el momento que a la muerte mira
entre un futuro que mirar no quiere
o el cierto pasado del que se retira.

El riesgo de ese encuentro nos limita
y nos deja a todos la razón perpleja
si de un ser querido nos separa.

Pero es el alma que el cuerpo habita
la que evita sin dolor ni queja
enfrentarse con la muerte cara a cara

2 comentarios:

Francisco dijo...

Me gustaba la foto anterior, José Luis: tu padre, asomándose y mirándonos mientras un niño detrás -tu hermano- juega inocentemente. Y tú, del lado de acá, poniéndole bellas palabras a su mensaje. A veces la imagen vale casi tanto como las palabras. Ánimo.

seronero dijo...

Siempre a sus órdenes mi capitán.

Seguidores