sábado, 26 de septiembre de 2009

DON ENRIQUE NIN DE CARDONA


Dicen que en Serón cacique
lo que se entiende por tal
era un hecho muy normal
permitidme que os explique:
Fue un error con don Enrique
el noble Nin de Cardona
que de espinas su corona
fueron sus bienes robados
los enseres destrozados
por una turba bramona.

A lomos de un burro prieto
en el pueblo lo humillaron
a la Jauca lo llevaron
a unas riendas bien sujeto
sin desollar por completo.
Él fue Alcalde de Serón
por cumplir su obligación
y a los pobres defender
llegó pobre a fallecer
sin comprender la razón.

Dicen cuando era velado
del pueblo unos emisarios
políticos comisarios
llegaron hasta el finado
que en comité sentenciado
acordó que al personaje
se rindiera un homenaje
en vuelta al pueblo aclamado
sobre un carro decorado
y mortaja en fino encaje.

Según cuentan los vecinos
su fiel esposa extrañada
vestido negro, enlutada
devolvió por los caminos
aquellos hombres cochinos
que olvidaron que el fiambre
les evitó mucha hambre
cuando no teniendo nada
en la Huelga la Cebada
alabaron su raigambre.

Seguidores