lunes, 7 de septiembre de 2009

LOS FANTASMAS DE LOS CALLEJONES


Una voz quejumbrosa parece llamarme
con un conjunto de palabras tan complejas
que juro por mi mula que llega a asustarme
cuando despacio deambulo por las callejas.

Si solo busco la tranquilidad de mi alma
recorriendo en Serón sus calles quietas
¿por qué esos sonidos rompen mi calma
como lamentos que nacen de las macetas?

Ya se, ya se, que muertos vagan a pilas
en las quebradas esquinas de mis callejones
y los fantasmas perdidos rompieron filas
llorando por los portales sus aflicciones

A veces entiendo en su penosas palabras
que me suplican les libre de sus cadenas
y yo contesto, “no entiendo de abracadabras
soy un pobre que en verso consuela penas"

Y tras hacerse muy largo ese tiempo breve
salgo corriendo y evito mirar mi puerta
ante el peligro que algún cadáver con él me lleve
¡lo tienen fácil allí, en mi calle muerta...!

Seguidores