miércoles, 16 de diciembre de 2009

ASI ERAN LAS COSAS


Los espacios en Serón
equivalen a rincones
veinte piedras, un peñón
los ridículos, risiones.

El trigo mide en cuartillas
el aceite por pellejos
el pan se apunta en cartillas
un pollo por dos conejos.

El critiqueo por la esquina
los preñados en secreto
González en la oficina
instruye al analfabeto.

El Papilla hace limón
un chambi de lo más fino
el Marcelo salchichón
y los churros Saturnino.

Yo suplicaba a mi abuela
-Comprame una bicicleta
-Que te toque una quiniela
que no tengo una peseta.

La suerte lo tuvo en cuenta
pronósticos puntuales
con verdes más de cuarenta
y le daba a los pedales.

La paja va en un jarpil
la cebada en los costales
con dos billetes de mil
un mes comen los zagales.

El burro hace su trabajo
superado por el mulo
hijo de un caballo majo
que fue de la burra el chulo.

En la Terrera al principio
las basuras asquerosas,
¡fue que en este municipio
ocurrieron tantas cosas!.

Seguidores