jueves, 25 de noviembre de 2010


Cuando el nuevo día se asoma
un desafío veo de lejos
el palomo y la paloma
frente a cuervos y vencejos.

En el corral la gallina
puso un huevo de tres yemas
tal vez augurio de ruina
puede que augurio de penas.

En las calles de cemento
un perro viejo y pulgoso
me ladra con un lamento
en la esquina temeroso.

Se va torciendo el asunto
al comenzar la mañana
cuando repica a difunto
en la torre, la campana.

Un gato negro se cruza
antes de entrar en la plaza
tal vez una escaramuza
con un perro le desplaza.

En el bar un empleado
se acerca con bocadillo
su señora le ha dejado
un euro pa el cafelillo.

El hijo de Pepe el Roco
de nombre Alfredo José
últimamente habla poco
y no comprendo el por qué.

Todo el universo en calma
y nadie de mi pensaría
que hace tiempo que en mi alma
no hay destellos de alegría…

2 comentarios:

Francisco dijo...

Ha sido una sorpresa encontrar al personaje de la derecha (nuestra). Los demás me suenan, pero no estoy seguro de las identidades.
Gracias por tus aportaciones. Un abrazo de Paco Cánovas

seronero dijo...

Tan solo conozco a tu hermano Juan y a Julio el Currillo arriba a la derecha.

Seguidores