jueves, 4 de noviembre de 2010


Pajín llega al ministerio
con faldas de fina tela
que tapan la corruptela
de su falta de criterio.

El ministro de trabajo
que no se cómo se llama
un sindicalista bajo
que más dinero reclama.

Han nombrado a los mejores
de la cabeza a los piés
a Trinidad en Exteriores
con traductora de inglés.

Rubalcaba Vicespía
dueño de la intimidad
su chaqueta vendería
sin dudas y con frialdad.

Y por su divina gracia
Zapatero nos gobierna
esta pobre democracia
a golpes de su entrepierna.

Seguidores