jueves, 9 de julio de 2009

DON ANTONIO MARTÍNEZ LÓPEZ, EL MÁRTIR DE SERÓN. (AUTOR, ANTONIO JESÚS FERNÁNDEZ SÁEZ)






Don Antonio Martínez López Pbro, nació en AlmerÍa en la antigua calle Corsario, estudió en el Seminario de San Indalecio. Vino como cura párroco de Serón por oposición en el 1.927 desde la parroquia de Gádor, y lo hizo en sustitución de Don Juan García Pérez; entre sus coadjutores estaba D. Manuel Martínez Herrera (Cura Portales, ya mayor ) y D. José Montoro Redondo (de Baza y también muy mayor) . Con este párroco joven se activan ciertas actividades que quedaron en el olvido, y dispuso que se celebrara la fiesta de la Octava del Señor, según acuerdo de Primero de Junio de 1928. Vió que el Monumento de la Semana Santa necesitaba una reforma (seguramente era un altar móvil para el acto) y nombra a Don Francisco Guerrero Sánchez para el proyecto en 1929.

En plena República el obispo le exige que se haga un padrón parroquial, y él lo realiza. En este periodo los sacerdotes son cesados de sueldo por parte del Gobierno Republicano y aparte de dedicarse a su feligresia deben de buscar ingresos fuera de la sacristia; como ejemplo tenemos a D. Alejo nacido en Urracal que fué herrero, y como anécdota decir que los faroles de la portada de la iglesia de Purchena, son obra suya.

Don Antonio se dedicó a la enseñanza y daba clases a las personas que no podian asistir a la escuela, tal y como lo hizo más tarde Paco "el Bardao". En 1932, la situación económica de los feligreses de Serón es muy mala y se encarga a todos y a cada uno de los tesoreros de las distintas hermandades que no cobren las cuotas a los hermanos que no puedan satisfacerlas.

Ya en la Guerra Incivil, y como cura joven, ve como aumenta el miedo sobre sus coadjutores y párrocos de Fuencaliente (Andrés Iniesta, echado vivo en el Pozo de la Lagarta en Tabernas) , Alcontar, La loma etc... y decide bajar a Tíjola para visitar a D. Diego María Garrido Pombo, quien le aconseja que huya y abandone el pueblo, pero claro, él no podia huir sin su familia, sus padres, dos tias ancianas, y un hermano deficiente física y mentalmente, y se acercó al Ayuntamiento de Tijola para ver si allí podian darle unos papeles para salir con su familia, y allí dijeron que al estar empadronados en Serón debía de ser allí, y volvió a Serón.

Entre vas y vienes fué detenido, montado en un carro y dándole la vuelta al pueblo, le fueron enseñando los destrozos tanto en la Iglesia como en la Ermita. Antes de esa fecha, la Virgen de los Remedios antigua fué llevada y escondida por devotos (entre ellos se encontraba mi abuelo, y por eso lo sabemos), al callejón de las Cadenas, hoy callejón de Sastres, donde vive Paco el Chavo, y allí, a escondidas, la gente empezó a visitarla hasta que se enteraron los que se tenian que enterar y arrastrándola hasta el Ayuntamiento fué quemada, (una obra de la escuela de Salcillo).

Pero bueno a lo que ibamos, después de todo el recorrido fué llevado al lugar llamado el Polvorín (Aquí mataron a siete de Caniles y al Parroco de Santiago de Guadix) , el 29 de Septiembre, hace ya 72.
Después de pedirle clemencia, que le dejaran marchar con su familia, no consiguó nada, tenía que sacar adelante a su familia, que sin él eran incapaces de sobrevivir en los tiempos que eran. Alguno de los del pelotón, se reian de él pidiendole que se cagara en Dios, y en un momento, una de las personas del pelotón le tiró un golpe a la cabeza con la culata del fusil, don Antonio se protegió con la mano, y le partieron el brazo cayendo a la fosa que le habian obligado a cavar y allí le pegaron un tiro de gracia que le llevó a recoger la palma del martirio. Tenía 45 años.

Tras la Guerra Incivil, lo sacaron y después de tres años estaba incorrupto, solo tenía algunos picazos, como de polilla, fué velado en la casa que hay en el Cantillo, que perteneció a Antoñín Jimenez, (El de las Carry). Se enterró en un nicho que dicen que se le caia la lápida muy a menudo. Estando D. Francisco Guerrero Peregrín recién llegado a Serón, quiso verlo y fué con D. Paquito El Sacristan y las Chapitas (Micaela y Chepita), y lo destaparon, estaba incorrupto, era el año 1955, tenia el brazo en posición de protegerse la cabeza. Don Francisco pidió permiso a la familia para coger una falange de su mano como reliquia para conservarla en la Parroquia. Fué depositada en un portaviático, soldado y puesto en el Sagrario.

Con el tiempo se pidió autorización a la familia para llevarlo al Valle de los Caidos, a lo que accedieron. Don Francisco antes del viaje a Cuelgamuros, introdujo la reliquia diciendo: "Que vaya este santo entero". Actualmente está en proceso de beatificación.


A NUESTRO PÁRROCO DON ANTONIO MARTÍNEZ LÓPEZ

En Septiembre el sol se puso un velo
y lloró todo Serón aquella muerte
el culatazo en su brazo fue tan fuerte
que las nubes, oscurecieron el cielo

El martirio lo aceptaba con recelo
pensando en otros y en su mala suerte
padres ancianos y el hermano inerte.
Su duelo don Antonio, nuestro duelo

Fue el odio en la ignorancia armado
quien abrió en el corazón la vía
y el pensamiento del otro despreciado

Mas ningún horror hace a fe mía
cambiar a un mártir su divino estado
y al verdugo ocultar su alma impía.

6 comentarios:

Pepe Bermúdez dijo...

Vuelvo a reiterar que estos son los documentos serios que dan valor al foro y que piden con urgencia la creación de una asociación cultural.

Saludos

vicente dijo...

Molinillo, sabes mucho de toda la historia de Seron y en especial creo de la guerra civil en adelante, podrias escribir relatos de lo mucho que conoces y asi poder enterarnos de la historia de Seron.
Saludos y sigue asi un genio.

seronero dijo...

Gracias Vicente por tus palabras, pero la verdad, nunca he tenido buena memoria, el foro de seron.tv me ha ayudado mucho a ir recordando cosas.

Tu padre y el mio, aparte de ser compañeros en el Ayuntamiento, lo fueron también en la Banda de música.

Tu padre entró en el puesto de Juan Delgao en el Ayuntamiento y en la Banda, tocando el bombo cuando murió el tio Dionisio, abuelo de Pepe Luis el Panaero.
También tocó en la Banda tu tio Juanito, la caja.

Yo me acuerdo muy bien de tu padre, era muy buena persona y un tió muy simpático, la noticia de su muerte me la dió una madrugada una prima común que vivia en Valencia; yo estaba estudiando en Sevilla y recuerdo que me impresionó mucho. Era muy joven, pero la vida a veces es así de injusta.

Saludos

seronero dijo...

Mi felicitación y agradecimiento a la persona que está rescatando las bigrafias de estos grandes seroneros, Antonio Jesús Fernández.

Francisco dijo...

Don Antonio, Don Luis el del Molinillo y tantos otros que traéis a vuestras páginas (junto a algunos de medio pelo ético) son el ejemplo más claro de una rectitud moral y cívica que ha ido atravesando la historia de la humanidad desde muy antiguo, siendo un hito importante la aparición del cristianismo (pregunten a José Antonio Marina). Y estamos en vías de que los nuevos pseudoideólogos, cuyo eje de ética es el egoismo, nos conduzcan -si Dios no lo remedia, como suele decirse- a la autodestrucción personal.
(Supongo que todo este rollo me lo podía haber evitado)
Saludos desde este momento de desánimo.

seronero dijo...

Yo tampoco estoy pasando mis mejores días, pero hay que sobrevivir en el tiempo que nos ha tocado. Ánimo

Un saludo

Seguidores