miércoles, 15 de julio de 2009

LA CARRETERA

mi familia en la Venta del Salero en 1955

Ni en el bar de Mariano
ni en el de la Mariquita
podías tomarte en verano
una cerveza fresquita.

Un quinto y un cacahuete
por muy poquito dinero
en la tienda Ricardete
o en la Venta del Salero.

Ocurría en la carretera
allá por el año sesenta
Serón tenia su barrera
de entrada al pueblo en la Venta

Deciros que en la Estación
las cosas no estaban caras
aquel vino cabezón
casa Ricardo Cucharas

y en dirección a Canata
aún no estaba el Maginés
calentando la culata
de su Erre Ocho francés

En el Anchurón no había
ni bares ni aserradero
bajo su casa en la Umbría
Pedro Antonio el Carpintero.

Serón era diferente
y siendo así de pequeño
estaba lleno de gente,
todas sus casas con dueño

Ahora que tanto creció
por debajo de la Plaza
recuerdo cuando iba yo
de pajarillos de caza

3 comentarios:

Francisco dijo...

Al ver la foto, me he decidido a comentar algo que ya tenía pensado. Se trata de la moda de aquellos años (y algunos antes) de lucir el típico bigote a lo Clark Gable. Sólo que no todos los hombres tenían arte para ello; recuerdo a Paquito el de Arturo, mi tío Pepe el de Juan Cruz, tu padre (es evidente)…

seronero dijo...

El mío lleva también muchos años colgado del labio de arriba.

Francisco dijo...

Hijo, lo dices como si fuera un colgajo, como otros que hay en nuestra anatomía. Llévalo con dignidad, con altanería, como de familia.

Seguidores