jueves, 2 de septiembre de 2010

En la foto de los niños, a la derecha mi prima Mercedes, con su hermano Juan y la hermana mayor que murió poco después de hacerse esta fotografía; en la otra el padre, mi tío Juan el Carpintero.


Un día en mi Callejón
dijo triste Juan Canana
“mañana por la mañana
nos marchamos de Serón".

Y solo me quedé yo
en compañía del Demonio
porque a Encarnita y Antonio
en el Correo los subió.

Y cuando se fue Frasquito
dejando la agricultura
con él Matilde y su Pura
y José Juan jovencito.

La matriarca, Dolores
(de Rulito era sobrina)
preparaba la cocina
para aquellos luchadores.

Y qué decir de Lolina
que un día recogió la mesa...
el Catalán a Manresa
con Mercedes, mi otra prima.

Seguidores