martes, 8 de febrero de 2011

ACUARELAS SERONERAS 1; LA ACEQUIA, POR PACO CÁNOVAS


Rayos tímidos de sol
se asoman entre las tejas
y abren la puerta al camino
que muere en rápida cuesta.

Negros pañuelos en pico,
encorvados en la acequia,
lavan al hielo harapos
que en zarzas secas orean:

calzones de dura pana,
remendadas camisetas,
mandiles, zaragüelles...
y blusas color de pena.

Huesos en hilo ensartados,
de piel cubiertos con grietas,
al ritmo lento de un vals
nubes de espuma despiertan.

Lenta discurre la hila,
lentos canastos se alejan;
dejan los negros fantasmas,
en su subir, triste estela
que Seronero soñara...
y se pierde entre la niebla.

Seguidores