jueves, 3 de febrero de 2011

EL TRUEQUE Y LA CAZA CONTRA EL HAMBRE


En menos de un mes se me han juntado las ITVs de los dos coches que tenemos en la casa, total, casi cien Euros.
Llevé el primero y todo correcto, tiene solo 8 años y duerme bajo cubierto.
Llego con el segundo y una vez terminada la inspección me dice el técnico –mire usted, el coche está bien, pero el aceite tiene ya la textura de la carne de membrillo, se la voy a pasar, pero cámbienle el aceite lo antes posible. –Muchas gracias muchacho, lo cambiaré enseguida.- le dije.

Pero resulta que después de tanto gasto ya no me quedaba telandra para comprar el aceite y se me ocurrió una idea.

En mi casa nos sobra aceite de oliva de un año para otro, así que me eché una garrafa de cinco litros y me fui en busca de una gasolinera para intentar cambiarla por aceite para el diesel.

No me paré en la gasolinera de Tíjola, porque me conocen y me daba vergüenza, pero un poco más abajo paro en otra y había un ecuatoriano en el surtidor. Le pregunté que si estaba el jefe y me dijo que pasara a la oficina.

Total que entro y le planteo a este señor mis intenciones. El hombre cogió la calculadora y me dijo que no, que tenía que poner algo más puesto que su aceite era más caro que el mío. Por tanto tuve que subir mi oferta que quedó de la siguiente manera. Mis cinco litros de oliva virgen más una tripa de morcilla y dos docenas de huevos. El trato quedó cerrado.

Por otro lado observo que las autoridades se han percatado de la mala situación que padecemos, así en Cataluña, han autorizado la caza del jabalí con arcos y flechas, espadas y a pedradas con hondas. Comprenden que todo el mundo no está en posesión de licencia de armas y escopetas y con buen criterio han abierto la veda para que el común de los mortales pueda guardar unos quilos de carne en el congelador e ir aliviando en lo posible las envestidas del hambre. No tengo más remedio que felicitar a don Artur Mas por esa gran idea.

En nuestra Andalucía, mi informante socialista secreto, me dice que el Gobierno de don José Antonio Gañán, en pocos días va autorizar los palomos robones. Cualquier tarde que no tengamos qué cenar les damos suelta y esa noche tenemos en la cazuela la solución para la barriga.
Otra de las medidas que se pretenden tomar es la autorización de los cepos para los gorriones, la caza con red y la escopetilla de plomos. Bien por Gañán. No todo va a ser malo y hay que reconocerle los éxitos. Quien se merezca una vela, se lo pone y san santiamén.

4 comentarios:

Jose dijo...

cuanta razon tienes,amigo,por cierto,como estas de tu dolencia?

seronero dijo...

Tengo un esturreo de huesos que no se puede aguantar, pero poco a poco van volviendo a su sitio.

Gracias amigo.

SERON (Almería) dijo...

Se te ha hechado de menos por la puerta de la Iglesia. A ver cuando subes y me quitas el aparcamiento, jeje. Saludos.

seronero dijo...

Estoy reparando tres o cuatro averías corpóreas de última hora. Espero estar robando aparcaminetos la semana que viene.

Saludos.

Seguidores