martes, 4 de octubre de 2011

Señor don Pepe Pepiño
en cuatro líneas bosquejo
su rostro barbilampiño
con pico de cuervo viejo.

Compruebe su señoría
al mirarse en el espejo
la exactitud del reflejo
que ofrece su anatomía.

Seguidores