viernes, 27 de febrero de 2009

Me estoy haciendo viejo

A veces cuando me miro en espejo
veo cierto que el paso de amaneceres
hicieron en mi rostro los deberes
y no me reconozco dentro de mi pellejo

Año tras año el tiempo y sus poderes
al rechazar el cristal su vil reflejo
deja en mi rostro un gesto circunflejo
están llamando a mi puerta atardeceres.

Créeme amigo Pacoj, que no me quejo
ya que pude disfrutar de los placeres
de vez en cuando saborear el vino añejo

Y recuerdo con cariño a las mujeres
que tuvieron conmigo su asuntejo
bajo la luna, ¡qué dulces anocheceres!

Seguidores