viernes, 23 de abril de 2010


La virgen de la Cabeza
en su manto de oro y plata
lleva con orgullo el nombre
del Reconco y de Canata

Entre almendros y pinares
la Virgen el año pasa
en riscas monumentales
los cimientos de su casa

El niño que tiene en brazos
ya juega por la placeta
de merienda, dos hornazos
tiempo ha dejó la teta.

Y cuando llega su fiesta
su humilde trono engalana
para salir con su gente
desfilando en caravana

Con alegría hará el camino
de piedras y de peñones
tras la caseta de lata
se amontonan emociones.

El sol de Abril acompañe
si llueve no deje charcos
secos lleguen los romeros
a la Ermita de San Marcos.

El Barrihondo preparado
rezando con la certeza
que siempre estará a su lado
la Virgen de la Cabeza.

Seguidores