sábado, 31 de julio de 2010


Mi querido Pepe el Chavo:
Barcelona mil colores
desde el alto Tibidabo
a la Rambla de las Flores.

Una muchacha de Armuña
una tarde conocí
entre Plaza Cataluña
y Doctor Pí i Molí.

Luego por la Diagonal
un empleado de banca
su abuelo un triste jornal
de emigrante en Zona Franca.

La verdad que me da Pena
ver enfermo a Maragall
Y perderme una faena
en la gran Monumental

A la gente no interesa
lo que diga el Tripartito
siempre que sobre su mesa
no le falte un huevo frito

(Desde Serón a Manresa
gusta al pobre, al señorito)

En la estirpe catalana
proclive a la independencia
hay más de un Juan y una Juana
andaluces sin conciencia.

Por ejemplo, Pep Montilla
un taurino aficionado
sin llegar a maletilla
con la Fiesta ha terminado.

Y si no Carmen Chacón
esa Ministra rechula,
manda firme al pelotón
y reniega de su Olula.

Aquel bombero torero
que fabricó el estatuto
ya le buscan sustituto
por liante y embustero.

(Su nombre... decir no quiero.
Una pista, acaba en ero)

Seguidores