miércoles, 29 de junio de 2011



En esta España ruinosa
pobreza desidia y ruina,
la luz de una mariposa
pestilente en la cocina.

El hambre no tiene cura
y los mendrugos de pan
en los cubos de basura
solicitados están.

Me olvidé de la etiqueta
Ruscadella o Arguiñano
un caldo y sopa de letras
con pan duro remojado.

Proponedme alguna idea
de Cuba o de Senegal
aunque solamente sea
cómo plantar un peral,

proponedme una salida
un concepto, un pensamiento
para el plato de comida
diario de mi sustento.

Seguidores