martes, 17 de enero de 2012

EL PROGRESO


Leyendo la prensa, cualquier persona que no conozca Serón, podrá deducir que se trata de un pueblo en claro crecimiento, además de bien cuidado y sus casas, blancas como los chorros del oro.

Es cierto que inversiones se hacen como en todos los pueblos, ni más ni menos; pero Juan Antonio Lorenzo, a falta de resultados que justifiquen el sueldazo que cobra y que personalmente se puso, se dedica a la propaganda aprovechando los medios que tiene a su alcance.

Junto con Chávez y Griñán, es el personaje que más sale en la prensa. Así, si al levantarse por la mañana se tira un peo, al día siguiente aparece en el Ideal como solista de una banda sinfónica..

Pero por mucho que se esfuerce los datos son demoledores:

-No ha sido capaz de promover una campaña de blanqueo como hizo Su antecesor Paco Borja, para hacer un pueblo bonito como sus encantos merecen.

-Se dedica a coger traspasos de carreteras con la Diputación Provincial, vendiéndolo como un éxito de gestión, cuando se trata solamente de favores personales.

-Su gestión como Alcalde se reduce al manejo de obras, y todos sabemos por qué, así como a las subvenciones, de las que explica lo que te interesa y lo que no, se lo guarda.

La realidad es bien distinta, pérdida continua de habitantes a pesar de los apoyos exteriores en el censo.

Deterioro del casco urbano, permitiendo la ruina de casas emblemáticas, él sabrá por qué.

Los cañones de artillería de los que debe sentirte muy orgulloso.

Tala de árboles según capricho de algún enchufado.

Enchufados por doquier.

Por tanto es difícil justificar su sueldo, igual o superior al de un Diputado del Congreso y todo ello, en un pueblo que no llega a 2.000 habitantes. Y el progreso que le atribuye a Serón bajo su mandato, debe ser mera referencia a su progreso personal y  los que le rodean.

Seguidores