martes, 19 de octubre de 2010


Aquel hilo de Nerón en la ardiente Roma
y a lo lejos ubicado a buen cobijo
por los chopos vuelo alzó cual la paloma.

Y mi alma atormentada en los despojos
de un país que en la miseria se sumerge
con un futuro que se aleja de los ojos.

En nuestros campos plantados de frutales
no recuerdo ni un cercado ni una valla
tal vez un dueño acechando a los zagales.

Cierta vez oí quejarse a un seronero
de los tiempos de bolsas de leche en polvo
repudiando su niñez de pordiosero.

Pobre fue mi condición mas no por eso
el olvido una coraza ante el pasado
al contrario del recuerdo soy un preso
por la gente que un día caminó a mi lado

Seguidores