martes, 12 de octubre de 2010

Juan Cascarillas de pie, el primero a la izquierda y su hermano Luis el más alto.

Dice Antonia la Maloja
desde la fuente marmórea
que en su pecho una congoja
por esta vida estercórea.

Y las de Emilio Patitas
ya superada la prisa
coinciden con las monjitas
a la hora de la misa.

El progenitor del cura
continuamente enojado
si un golpe, una rozadura
un pivote le ha tumbado.

A lo lejos Pepe el Roco
viene a la zapatería
tras los saludos, al poco
ofrece su lotería.

Me dice Antonio Campoy
que es un sastre jubilado
que no sabe si Rajoy
arreglará este tinglado.

Una carga de cebolla
de José María el Hinojo.
su trabajo desarrolla
un moro, lágrima al ojo..

De Juanico Cascarillas
que dejonos con tristeza
veo pasar a sus chiquillas
como iconos de belleza...

Seguidores