martes, 10 de mayo de 2011



Hay quien dice de Serón
que no es de tierra andaluza
ya no hay vino en el porrón
ni olor a olivo en la alcuza.

En el pueblo de Serón
no hay Frente de Juventudes
ni el tren pita en la Estación
destino a otras latitudes.

Por las calles de Serón
ya no pasa el piconero
con sus sacos de picón
para encender el brasero.

El Mercado de Serón
triste sin Amolachín
piropero picarón
pedaleando en el sillín.

Seguidores