miércoles, 4 de mayo de 2011



Mangasverdes, aquel shai
con el pesoe mosqueado
porque Chaves se ha quedado
los cuatro enchufes que hay.

Punto y final para el chollo
del amigo y el pariente,
la Justicia clava el diente
en el centro del meollo.

El PRODER tan generoso
caudal turbio de dinero
allá en el coto minero:
oro con tinte en ferroso.

Quiero ser subvencionado
sin saber cómo y por qué,
con un saco de parné
y me quiten lo bailado.

O me metan en un ERE
de una mina de metales
que intermedien sus zagales
y que Chaves no se entere…

Seguidores