sábado, 21 de noviembre de 2009

DESDE LA VENTA AL CASTILLO


Subir desde la Venta al Castillo
para mi no es una tarea fácil,
por el molino del Nono al Molinillo
ya que tengo una pierna frágil.

Después, Trino el Guarda, los Zapateros
y aparezco en la Puerta de la Iglesia
de esta manera evito los atolladeros
de la Cuesta los Muertos que me hacen magnesia.

Dudo al seguir, entre José el Viejo
o de Enriqueta Casacarillas a la Umbría
pero creo sin tener ningún complejo
que con la segunda opción, de paso veré a mi Tía.

Y cómo no paro casa Manuel El Gordillo,
me temo que no estarán,
preguntarle a Margarita por su Manolillo
¡Pasa pa adentro que está haciendo el pan!

¿Dónde vas por aquí demonio?
Me dice mi tia desde su ventano
-Chacha, voy a llegar hasta la puerta de Pedro Antonio
y ya me meto al callejón inhumano.

Una vez arriba, la mierda y el cieno
una lumbre en la puerta, se están calentando
los de Joaquín el gitano con su ojo trueno
y debajo la Torre... una gitana cagando.

Seguidores