jueves, 5 de noviembre de 2009

LUNA MARIA


Yo tuve una novia, Luna María
inusitados sus ojos, color de cielo
nunca podré olvidarme del feliz día
que me miró con sus ojos de gata en celo.

Mi niña, mi rosa bonita de pocos abriles
siempre tenía en su boca hacia mi un te quiero
apretones, caricias, besos febriles
y corazones pintaba a su seronero.

Maria se mostraba a veces muy recatada
y me apartaba su hocico de besucona
yo no sabia muy bien si mi enamorada
me besaba pensando en otra persona.

Mi desconfiar congénito ratificado
en el baile, en la Plaza al sonar la pieza
vi como otro maromo la habia sacado
y yo me quedé en la barra con mi cerveza.

Seguidores