viernes, 13 de noviembre de 2009

ENRIQUE PÉREZ CARPINTERO (ENRIQUE EL PESCAERO)


Yo no se si a Enrique le gustó el pescado
y tampoco si algún día prefirió ser pescador
porque fueron muchas horas las que echó postrado
vendiendo sardias, tras el mostrador.

Un día vi que los boquerones los cubría de nieve
fueron tantos años que les dedicó...
y pasó toda una vida que se le hizo breve;
yo no se si Enrique dentro de su casa algún pez comió.

Cebollas, melones, manzanas, ciruelas
al madurar la cosecha, cada año a recoger
y apretando a fondo el Avia como unas espuelas
con su bocina moderna que hacía enloquecer.

Al volante de su camión, gastaba la carretera
y un día su Consuelo se subió también
emprendieron el camino por la misma acera...
Ay Enrique, nos hicimos viejos en un santiamén.

Seguidores