miércoles, 11 de noviembre de 2009

SOBRE, DINERO, PODER...


Aquí sabemos de sobra
que entre trucos y patrañas,
se esconden las artimañas
con descaro y sin zozobra.

Hay gentes que con talento
cambiaron un huevo frito
por chuletas de cabrito
entrando al Ayuntamiento.

Cuando la alabanza escucho
de aquel que le llena el plato
os lo digo sin recato
que me pongo muy pachucho

Quienes temiendo al ayuno
de un coro se hacen cantores
pues que canten los señores
lo que estimen oportuno..

Si la justicia a mi casa
no viene a almozar, ni cena,
sin temor a una condena
preguntaré qué le pasa.

El que algunos tengan tanto
poder, no me mortifica,
a mi, de la gente rica
me importa el cómo, no el cuánto.

Cuando miro mi alacena,
su tamaño no varía,
siempre está medio vacía
no recuerdo verla llena.

En la puerta del banquero
ni pisar quiero su tranco
le tengo terror a un banco
tal que prole Zapatero.

A mi me produce espanto
la comilona, el banquete
si fue con nuestro billete
cobrado por adelanto.

No se si en exceso crítico,
preguntadle a mi parienta,
con la silla en que se sienta
apoltronado el político.

Con mala leche en la vena,
no tengo guión ni programa,
para expresaros sin pena
aquello que me viene en gana.

Seguidores