viernes, 13 de noviembre de 2009

EL OTOÑO


Cuando llega a Serón el Otoño
aparecen a veces las mañanas rojas,
cada madre va abrigando a su retoño
como el suelo se cubre de hojas.

Y por el campo suena el vacío
que da al ambiente un color incierto;
por los bancales del Pago, junto al Río
la tierra tapada de un follaje muerto

El viento del Verano volvió triste
como un recuerdo oscuro y borroso
de la gente del pasado que no existe,
labrando tras un arado ruinoso.

Los árboles se empinan en la Alamea
con sus ramas secas, espinudas
y que nadie en su estado las vea
junto a los brazales tan desnudas.

Porque el Otoño llegó, asi es la vida
con los perdidos afectos y dulzuras,
como una flor que parece dormida;
es tiempo de tristezas y amarguras.

Seguidores