lunes, 14 de marzo de 2011

CARTAS A LA MUSA ANA


Mi amadísima Ana:

Hilas de palabras, innoble estructura
contra el santo signo de la inmensa Cruz
murciélagos torpes por la cueva oscura
un negro sepulcro, ya sin voz ni luz.

Por los Olivares, hermosas olivas
en la casa ajena, una mesa sola
tejieron un mundo de frases cautivas
su bandera: mora, odio a la española

Mas yo soy, Anita, rondador nocturno
quien de amores sufre en tus soportales
solitario, hundido, triste y taciturno
mi nombre enfangado por los lodazales.

Me despierto bajo un balcón florido
por ver tu figura tras de los cristales
tu cuerpo desnudo cruza sin vestido
¡sueños imprecisos… cosas irreales!

Ten mucho cuidado con quien te adula
y a versos persigue cada día tu paso
es Martínez Merlos, no le hagas caso
pues dicen que tiene triguera en Olula

Seguidores