sábado, 26 de marzo de 2011

EPIFANIO NIETO LORENZO



Mi tío Epifanio, era el hermano mayor de mi padre; nació en el Molinillo sobre el año 1900 en una familia muy humilde, mi abuelo Bautista trabajaba en aquellas minas, de los tiempos que había que hacer el trayecto a pie para echar el jornal. Tanto mi abuelo como mi abuela eran analfabetos; mi padre aprendió de pequeño a leer y escribir, pero con mucha dificultad.

Como sabéis, todos los chiquillos que vivieron cerca de la Iglesia tenían inclinaciones acolitescas y mi tío no fue menos.

Sucedió que un cura que había en aquellas fechas en el pueblo, se dio cuenta que el zagal era listo y se tomó mucho interés en su formación, de manera que con quince o dieceseis años comenzó a buscarse la vida dando clases particulares.

No creo que pudiera ganar mucho, pero si lo suficiente para formar una familia con esposa y cuatro hijos.

Pero de pronto se volvió todo oscuro. En España se desencadenó una guerra y lo llamaron al frente.

Los primeros dos años recibieron algunas cartas, pero desde mediados de Agosto del 38 no volvieron a saber nada de él.

Terminada la Guerra Civil hicieron averiguaciones y llegaron a saber que el ejército republicano le había dado por desaparecido en el frente de Linares. Gentes de Serón confirmaron haber estado con él en esos días y argumentaban que había podido morir en un bombardeo y su cuerpo habría quedado irreconocible.

Mi abuela hablaba de él con mucha pena y mi padre con admiración. Recordaba haberlo visto noche tras noche leyendo a la luz de un candíl.

Seguidores