sábado, 12 de marzo de 2011

CHIRIGOTAS RAMPLONAS PARA UN FINAL DE CANAVALES


Que si estorbamos, que si;
que no nos quieren, que no;
que no tragamos, Señor,
pensar en plan borreguil.

Que amenazan con abrir
confidencias del correo
que es sacrosanto secreto
desde aquí hasta Pekín.

Han sembrado en su jardín
unas bojas follisqueras
que ni adornan ni calientan,
antes huelen al orín.

Son su luz la de un candil:
un juntaletras pedante
y un cerebro acojonante
empleado en maldecir.

Al amigo José Luis
-tanto como los demás-
quieren darle por detrás
por su forma de escribir;

y del Chavo ¿qué decir?
es un total criminal
que hasta estuvo en el Faisán
cuando era guardia civil.

Siendo la hora de dormir
y queda mucha canalla,
cada cual coja la toalla
y que siga por aquí.

(Paco Cánovas)

La Guardia Civil al tanto
de lo que aquí se escritura
si una malvada criatura
pone una frase de espanto.

En nuestra Casa Cuartel
ha colocado el Sargento
en la fachada un cartel
de Wanted de un elemento.

Mi padre el municipal
desde el fondo de su nicho
le va a salir a un zagal
por gusano y por mal bicho.

Y en tarde de Carnavales
le dedico estas coplillas
a carneros espectrales
que vagan por las Lomillas.

(seronero)

Seguidores