domingo, 3 de junio de 2012

Estimadísimas personas del PP de Estocolmo:

El día 11 de Marzo del 2004, a tan solo tres días de las Elecciones Generales que Rajoy tenía ganadas sin haberse despeinado la barba, se produjo un atentado terrorista que, con la manipulación efectuada por la izquierda y sus satélites, hizo cambiar la intención de voto de los ciudadanos, fin último de los asesinos aún no identificados que lo maquinaron.

El día 14, los terroristas se habían salido con la suya, colocando a un Presidente de Gobierno, Zapatero, entre la sangre de los cuerpos masacrados. (200 personas inocentes asesinadas y 1.500 heridas y mutiladas).

Las cosas que se dieron después no fueron casualidad.

-La marginación  y aislamiento del PP y sus votantes de la vida política, a los que se consideró como apestados.

-Persecución judicial de sus cargos públicos por el Fiscal General del Estado, el Ministro de Justicia; jueces afines y policías sectarios.

-Inmunidad para los delitos cometidos por socialistas.

-Trapicheo de ETA y desprecio a sus víctimas, con la mirada puesta en la cuasi independencia con algún semivínculo disimulatorio con España que beneficiaría la permanencia en el poder de la gente que lo había asaltado el 11-M.

-Iguales intenciones con el Estatuto de Cataluña siguiendo la línea vasca,  sin asesinos de por medio.

-Dividir de manera clara a la sociedad entre buenos y malos con leyes como la de la Memoria Histórica y los ataques a la Iglesia Católica que harían movilizar a su favor,  los sectores más sectarios de la sociedad que normalmente se mantenían al margen de votaciones.

(Con mis hijas, un día de la Virgen de Fátima de hace unos veinte años)

Para llevar a cabo sus fines no repararon en gastos al encontrarse unas arcas  repletas por la gestión del Gobierno de Aznar.

Poco después de la llegada al poder de Zapatero tenían dos nuevas televisiones en abierto, la Cuatro y la Sexta a su servicio de propaganda, uniéndose a la TVE pública.

Gastaron miles de millones de euros en comprar una imagen del líder en el exterior y, al final del mandato, reducida su añoranza a los territorios del Gorila Rojo, la Cuba Comunista de los Castro, la Argentina montonera de los Kistner y dos o tres mozos de los alrededores a los que se les perdonaron las deudas con España, a la vez que se les inyectaban millones en conceptos variopintos muy largos de enumerar.

Viajaron por el mundo presumiendo de la benevolencia y el talante del líder Zapatero que había llegado para redimir al mundo de sus pecados.

Todo esto mientras en el interior, igualmente comprabas todas las voluntades posibles con el dinero de todos y, en  los repartos quien  repartía, se llevaba la tajada de la mayor parte.

Obras faraónicas por doquier, trenes de Alta Velocidad y aeropuertos innecesarios, autopistas que no llevaban a ningún sitio, robos bajo la capa del poder, subvenciones a sus correligionarios y la consiguiente marginación económica del resto de ciudadanos.

Así fue que se llegó a un descontrol absoluto de la economía, el paro subió a los cinco millones y la deuda pública no se sabe todavía.

Con todos los medios a su mano mintieron sobre el estado de ruina al que nos habían llevado:  "El mejor sistema financiero mundial", "Champion Lí de la economía"....., maquillación del déficit etc.

Todo fue una mentira con el fin de instaurar en España una Venezuela, en la que de una forma o de otra, unos ciudadanos abocados a vivir de la caridad pública, les votaran cada cuatro años en las urnas a cambio de unas bolsas de arroz, la leche de los niños, dos litros de aceite y el pan de cada día (los 426 Euros)..

Lo consiguieron todo menos lo de mantenerse en el poder, aunque no descarto que tengan ya prevista la forma de recuperarlo.

Para mí esto se parece mucho al Golpe de Estado del PSOE contra la República en 1934 y habrá que estar atento a los acontecimientos.

"Los Recortes" su  nueva campaña de agitación social, su nueva Guerra de Irak, el rehundimiento del Prestige.

Entre tanto el Gobierno de Rajoy trabaja en la búsqueda de soluciones a un país paralizado por la ruina económica socialista, hambre real en las calles, familias desesperadas etc etc etc.......,  los miembros de su partido (PP) se mantienen mudos ante los ciudadanos, con miedo a dar la cara en los foros públicos, (plazas, calles, puerta a puerta), en defensa de la gestión de su líder y explicar a los vecinos qué está pasando y por qué. (tal vez temerosos de que les llamen fachas, les tiren panfletos, o les coloquen detrás alguna rémora sicaria)

Veo así la responsabilidad de presentarse a un cargo; (aunque puede que mis ideas resulten un tanto extravagantes en los tiempos que corren).








Seguidores