jueves, 6 de mayo de 2010

VOLVER ATRÁS


Lo que pasa, me parece,
es que el sectarismo impera
traspasando la frontera
del odio que crece y crece

Maldita sea la espiral
que removió las arenas
y cambió las cosas buenas
por el desierto del mal

Ya está la mecha encendida
entre las espesas brumas
en que flota como plumas
esta sociedad aturdida.

¿Y quién será el miserable
que nos llevó al agujero?

El nombre del responsable
es Rodríguez Zapatero.

Seguidores