miércoles, 28 de septiembre de 2011

Pintura de María Sola. "El molino"


Todo fue por el capricho de un mal sueño
pues cada noche termina en el alba pura
estoy seguro que amaneceré risueño
en una blanca mañana de sol y dulzura.

Me dice el Otoño que hay Primavera
en cada noche de Invierno con lluvia oscura
y espero el Verano como quien espera
estrenar un palacio con la mar de anchura

Aquella tristeza que me amargaba el día
junto al pico y la pala para abrir la fosa
será recordada con cierta melancolía
con la luz mañanera y su aurora luminosa.

Y las horas tempraneras danzarán a prisa
cuando penas y amarguras lleguen a su fin,
dichoso quien vea con igual sonrisa
las sierpes venenosas y las flores del jardín.

Seguidores