jueves, 1 de septiembre de 2011

Las de la Plaza marchitas
y en el balcón de mi casa
todas frescas y bonitas
con el agua de una taza.

Tus cotidianas labores
entre sarmientos y varas
al pueblo le salen caras:
porros, putas y licores
en tanto secas las jaras.

¡Oh Panzón de los pasquines
del chocolate fumado
por tus hechos te defines
cual sicario paniaguado!.

Más que tú soy yo de aquí
sin hacer comparaciones
puedes preguntar allí
arriba en mis callejones.

Seguidores