viernes, 29 de mayo de 2009

EL PARRAL DE LAS ÁNIMAS Y LA BODA

(En la primera foto el Venezolano a la izquierda, su hija a la derecha con mi padre y el tio José el Parralero con sombrero, en el parral de las Ánimas; en la segunda Cayetano, su hijo Pepe mi padre y yo en la boda que se celebró en la Cooperativa de la uva que había en Tíjola bajo el Sagrado Corazón de Jesús a mediados de los sesenta)


Tengo que deciros queridos amigos
que junto al Parral de las Ánimas
habían grandes palas de chumbos higos
protegidas por unas espinas magnánimas

Pero volviendo al tema de la uva
bajo aquella inmensa cuadrícula de alambre
se construyó de cemento una balsa o cuba
para atajar con sulfato la amenaza de un enjambre

El parral lo llevaba el tio José el Parralero
que llegó a Tíjola desde su Berja natal
con mi tío Manuel nunca se quejó del dinero
por entonces el negocio no les iba mal.

El tío José tenía una hija, muy guapa la chiquilla
a la que él llamaba la flor de su huerta
y en cuanto le echó el ojo Jesús el Guardilla
se quedó el zagal con la boca abierta.

Total que un día bajaron a pedir la mano
y yo no se muy bien como fue la cosa
si fueron andando por la mañana temprano
o lo hicieron por la tarde con la moto Ossa.

un domingo nos fuimos mi padre y yo de boda
con mi amigo Pepe y su padre Cayetano el Molinero
el tio José por un dia dejó las tijeras de la poda
para ver a su niña con el novio darse el si quiero.

2 comentarios:

Francisco dijo...

Prometías de pequeño
Lo que después se comprueba :
Aprender del Molinero
Cómo coger bien la Estrella.

seronero dijo...

Veo que me ha surgido un contrincante arreándole a los versos.

Gracias amigo.

Seguidores