sábado, 23 de mayo de 2009

LA GENTE DE SERÓN



Si amigos, la gente de Serón
se lo toma todo a cachondeo,
empezando por Cicerón
y terminando por Leo.

En medio, Enrique el Maginés
en el Bar de la Plaza contando historias
a un matrimonio barcelonés
de sus vecinas y viejas glorias.

Junto a mi hermana y su señora
que si canciones de misa la Mercedes
y con la chica yeyé de la Adora
en su casa retumbaban las paredes.

Y el Pepe, hijo de la Cruces
detrás de la Carmen de Nicolás
engatusándola con dulces
que no se le echara atrás.

Lo que yo digo
que este pueblo es una guasa
hay que cerrar la ventana y su postigo
que no se enteren lo que haces en tu casa.

Para no ir lejos, yo mismo
esta tarde me ha parecido que en la Plaza
ha sucedido un cataclismo
o un bombardeo con gas mostaza.

Allí, donde en su mona bebía
hoy es un pisaje de espanto
más que en obras de albañilería
me ha parecido estar en el campo santo.

Seguidores