sábado, 18 de diciembre de 2010

UNA INFANCIA FELIZ

Nuestros queridos don Bernardo y don Miguel Zubeldía


Mi queridísimo Paco:

El tajo de la Tijera
lo considero un atraco
como cuando en una acera
te asalta un mal tiparraco
reclamando tu cartera.

Es una escena grotesca
del tiempo de un General;
una jugada chulesca
de un individuo anormal
que vive buscando gresca.

No comprendo su postura,
¿Temeroso de la crítica?
La asociación es cultura
al margen de la política
de Juan y don Paco el cura.

¿Y por qué tanto recelo
con la humilde asociación.
A qué viene ese revuelo
por la inocente intención
de ver destellos del cielo
en nuestro pueblo Serón?

Seguidores