jueves, 12 de marzo de 2009

EL CÁNTARO






Oh ruinas altas de los días idos
cubiertas de bojas y de espartos
donde habitan culebras y lagartos
en laderas de soledades y olvidos

Dejadme que me empape de la tierra
que vivió aquellos años orgullosa
que me moje con su nube jubilosa
y me llene con el aire de la Sierra

Amo lo que fue y por eso mismo
a sus gentes que viajaron al abismo
buscando por los mares la ilusión

No quiero más cobijo que tus montes
que la Luna marque los horizontes.
En esta vida, esa es toda mi ambición.

Seguidores