martes, 31 de marzo de 2009

Mi calle vacia







Tengo que deciros amigos míos que mi calle
quedó desierta, al marcharse los vecinos
y es de agradecer a los gatos el detalle
a veces la encuentro llena de mininos.

Pero si doy una vuelta y no los veo,
analizando las huellas y tirando de la cuerda
muero en el intento de no pillar un cabreo,
cuando mis zapatos nuevos pisan una mierda..

Obsevo que a través de las grietas del cemento
crecen hierbas, matojos y espigas de cereales
lástima, la naturaleza despertó en un mal momento;
¡en mi calle hace tanto que no existen animales!

Si queridos míos, mi calle fue muy chillona
de su silencio de hoy quiero explicar el misterio.
unos dejaron sus casas para irse a Barcelona
y a otros con la muerte se fueron al cementerio

Seguidores