miércoles, 25 de marzo de 2009


la huella de la suela en el camino
se irá borrando año tras año
así está escrito en el libro del destino
para qué llevarnos a engaño

Pero me sentiría complaciente
si la huella de mis dulces besos
en tu boca, en tu cara y en tu frente,
en tu alma quedaran impresos.

El recuerdo de los sueños vividos,
los momentos compartiendo el mismo lecho
aquellas madrugadas de pasión y quejidos
los vecinos protestaban con golpes en el techo.

Y olvidar la imagen de tu cuerpo, hiriente:
en cualquier rincón del surtidor escondido
el riesgo de un incendio era inminente
donde f... umar siempre estuvo prohibido.

Seguidores