lunes, 23 de marzo de 2009

En el surtidor trabaja mi pastora hermosa
y en torno a ella crecen muy lindas flores
la que hace a mi estrella sentirse dichosa,
cuando el sol la ilumina con vivos colores,
no es un lirio ni un jazmín, tan solo la rosa.

Cómo, cuándo y dónde mi bien reposa
y quién al alba le ofrece dulces sabores
yo me muero pensando en alguna cosa
recostada en un morral con otros pastores
después se aleja de mí, mi niña preciosa.

Y dónde pasa la noche mi reina amada,
si en la fría madrugada su piel se arruga
una pequeña casita.. que no vale casi nada
antes que el Ayuntamiento la ponga en fuga
y tengamos que echar mano a una abogada.

Seguidores