viernes, 13 de marzo de 2009

Oh Zapatero príncipe de las Españas
conjunto de naciones tan diversas
sabio eres, no utilizas artimañas
para mandar a soldados en campañas
a morir en esas guerras tan perversas.

No temáis pues con ojo vigilante
guarda la paz en paises belicosos
con sus aires de fantoche va delante
predicando a las naciones el talante
aunque ya no lo reciben ni los osos.

Oh Zapatero, eres tú nuestra lumbrera
¡qué digo yo!, de España Pastor Divino
ay, quién te ha visto y mejor que no te viera
instalado en tu poltrona, esa quimera
que con lógica nos lleva a un mal destino

Oh Zeta Pé que nos libras de la Guerra
en el Líbano, en Irak, y Afganistán
y tienes nuestro Ejército de Tierra
cuidando a los perritos con su perra
un día cruzada con un pastor alemán.

Oh Zapatero, pensamiento tan escaso
galán de ruina de pobreza y sufrimiento
¿por qué no reconoces tu fracaso
si a caso sabes, que el trabajo del payaso
es en el circo para el entretenimiento?.

Seguidores