jueves, 12 de marzo de 2009

A veces el corazón humano
con su saber mermado se exalta
resopla y alborota siempre en vano
porque nunca encontrará lo que le falta

Espero que en el dolor comprendas
que por más que nos quieras hacer ver
nunca serán las mejores sendas
para ser aquello que se quiso ser.

Es por eso que la lengua lanzas
pues según parece enfadado estás
y si nadie atiende a tus enseñanzas.
humillado callas y después te vas.

Seguidores