lunes, 9 de marzo de 2009

Por qué esta lucha con la voz al viento
quemando el corazón en las brasas del latido
si una fría tarde llegará en recogimiento
con la muerte apagando el alarido

Ni el canto de un pájaro perdido
que se eleva de su rama en un momento
aplacará el acecho del final temido
sin recoger los frutos del resentimiento

¡Oh desgracia de vida combativa
sin pesar la gracia del callar turbada!
¡Cuán grande la paz de la voz medida!

Si el morir nos llega en hora acordada
desangra al momento el ama confundida
en el espeso polvo del pelear cegada

Seguidores